Accidentes en el hogar:

¿Cómo prevenirlos?

  Sugerencias para TODOS LOS AMBIENTES:
La visión directa de un adulto responsable en forma permanente, es el mejor y más económico resguardo de la seguridad. Recordar que en segundos puede generarse una situación de riesgo, especialmente por debajo de los 4 a 5 años. Toda vivienda debiera estar protegida de los accidentes eléctricos por "disyuntor" o "llaves térmicas", además de una instalación adecuada y las "conexiones a tierra" que correspondan. Recordar que los niños pequeños imitan las conductas de sus padres y hermanos mayores, por lo cual el ejemplo referido a la seguridad física es fundamental.

 En la cocina:

- Utilizar las hornallas traseras, con el mango o asa de los recipientes hacia atrás o los costados.
- Fuera de los horarios de cocina, conviene cerrar el paso central de gas para esa área. La llave de gas debe estar alta.
- La cocina no debe ser lugar de juego ni de paso de los niños, menos aún cuando hay hornallas u horno encendido y líquidos calientes.
- Si algún medicamento necesita "cadena de frío" colocarlo en la heladera en lugar no accesible a los niños.
- El manejo del microondas y la ingestión de alimentos calentados en él, deben ser siempre supervisados por un adulto.
- Las alacenas o armarios no deben tener ningún producto de cualquier índole que sea potencialmente tóxico por ingestión o por contracto con la piel.

1

En el baño:
- No dejar jamás niños solos en el baño. Eliminar todo mecanismo que lo cierre desde dentro (llave o "pestillos").
- El calefón a gas debe estar fuera del baño y los calefactores de gas ser de "tiro balanceado".
- Evitar las caídas por pisos mojados, dentro o fuera de la bañera o ducha, en la forma más apropiada.
- Todos los sanitarios deben estar fijados al suelo o a la pared. Mantener siempre tapado el inodoro.
- Todo uso de agua caliente (canillas, bidet o ducha) debe ser supervisado por un adulto.

En el living - comedor:
- Los pisos encerados, plastificados o con desniveles no claramente marcados, son causa de caídas traumáticas.
- Los enchufes de pared sin tapa, los enchufes múltiples ("zapatillas"), los prolongadores y las lámparas con cables largos, representan todos riesgos potenciales.
- Los manteles o cubre mesas, tienen el peligro que pueden ser traccionados voluntaria o involuntariamente.
- Todo elemento utilitario o decorativo de vidrio, cristal o similares, debe estar colocado fuera del alcance de los niños.
- Los "controles remotos" de cualquier electrodoméstico, tienen "mini-pilas", que pueden ser ingeridas por los pequeños, con serias consecuencias.

En el dormitorio:
- Jamás dejar un bebé solo en su "cambiador", en su cuna o en la cama de los padres.
- Placares o similares: no deben tener llave (peligro de ingestión o encierro) y jamás utilizar sus cajones para jugar.
- En los cajones o puertas de la mesa de luz de los padres, no debe haber ningún objeto elemento de riesgo.
- Cuna del bebé: patas firmes (sin ruedas), barrotes a 6 cm. de distancia, baranda de 60cm de alto como mínimo, colchón no muy blando que ocupe todo el rectángulo de madera.

En balcones o terrazas:
- Además de no ser utilizados como lugar de juego, deben tener barandas o similares de 1,70 cm como mínimo y que no den paso a la cabeza o miembros de los niños.

En patios y jardines:
- El piso irregular, con baldosas rotas o césped crecido, es causa de caídas traumáticas.
- Todo recipiente (baldes, palanganas, tarros diversos y piletas inflables) que tenga agua, es un peligro para los más pequeños por ingestión o inmersión.
- En verano determinados pisos se calientan mucho por el sol: nunca deben estar descalzos los niños en esta área.
- Los vegetales de cualquier tipo que tengan frutos o similares pequeños, pueden ser ingeridos y también causar obstrucción de las vías aéreas.
- Todo plaguicida (en su envase, en el suelo o en las plantas) puede ser potencialmente tóxico.
- Todas las herramientas (incluyendo cortadoras de césped eléctricas) deben estar guardadas con llave.

En el garaje:
- No debe ser lugar de juego, estén o no los vehículos dentro de él.
- La apertura y el cierre, así como la entrada o salida de los vehículos (automóviles, motos, etc.) debe estar estrictamente vigilado por un adulto.
- Jamás ningún vehículo debe tener la llave de arranque puesta. El automóvil debe estar cerrado si en la casa hay niños.

En las escaleras:
- El acceso inferior y superior a las escaleras debe tener una valla o barrera, que no pueda ser accionada por niños menores de aproximadamente 4 años.
- Bajar y subir despacio: una mano en el pasamanos y los escalones de a uno.
- El piso de los escalones debe ser antideslizante (alfombra o bandas de goma).
- Las escaleras "en caracol" y las que tienen curvas con escalones "en abanico" son muy riesgosas para los niños.

En el ascensor:
- No son lugar de juegos y los niños menores siempre deben viajar en la cabina con un adulto.
- Si bien la "puerta - tijera" es la más peligrosa para lesiones de manos, brazos, pies y cara, todas las demás puertas implican un grado de riesgo.
- Los niños deben viajar contra los paneles y nunca apoyados en las puertas (sean 1 o 2).

*FUENTE: Sociedad Argentina de Pediatría
Dra. Nazar Yamila – Pediatra - M.P. 63505