Get Adobe Flash player

El duelo

Perdimos la capacidad de aceptar la muerte

 Días pasados en una editorial de periódico digital nacional bajo el título “Síndrome de la silla vacía: cómo son las fiestas sin un ser querido”, donde se plantean  los típicos balances de estas épocas del año se le suma el dolor de las ausencias en muchos casos. Como vamos a celebrar las fiestas si estamos tristes por la pérdida de un ser querido? Como afrontamos esta primera navidad sin nuestro familiar, padres, amigos o inclusive aún más doloroso la pérdida de un hijo? Esto no es solamente  válido para las festividades ya pasadas sino para poder dar inicio a este nuevo año, he aquí algunas recomendaciones para aquellos que están transitando este dolor y su consecuente duelo:

*Expresar y manifestar tu sentir con respecto a la persona “ausente”

*Buscar apoyo en familiares, amigos o terapeutas

*No abusar de sustancias que “tapen” los sentimientos

*Celebrar no es olvidar. Es posible recordar con amor el tiempo compartido.

Por último para quienes transitan el indescriptible dolor, el más difícil,  la pérdida más antinatural de todas para la cual nadie crece preparado, la pérdida de un hijo… y para quienes contamos con la bendición de tenerlos comparto aquí una definición del premio nobel de literatura José Saramago.

“Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí, Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo  a perder algo tan amado. Perder? Cómo? No es nuestro? Fue apenas un préstamo…El más preciado y maravilloso préstamo ya que son nuestros solo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenece a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos”.

 

Recordatorios

Newsletter AMA



asd