Catarros, resfríos y tos

Como proteger a nuestros niños?

  Durante los meses de invierno aumentan las consultas en pediatría por tos, mocos y estornudos, con o sin fiebre.  Los padres refieren que sus hijos están "engripados" pero estos cuadros suelen ser catarros estacionales, es decir resfríos con tos.  La GRIPE es una entidad completamente diferente, que cursa con un cuadro marcado de decaimiento con fiebre y afecta a la totalidad del organismo, incluyendo síntomas respiratorios, pero también dolor corporal, cefalea, dolor de garganta y muchas veces síntomas digestivos como dolor abdominal y diarrea.

Como-proteger-al-bebe-de-la-tos-ferina articulo landscape

¿Cómo proteger a los niños de estos cuadros respiratorios del invierno?

Lo más importante es la prevención:

- Evitar lugares cerrados y muy concurridos

- Ventilar bien la casa y no abusar de la calefacción. No es necesario calefaccionar por encima de los 21°. Es más saludable usar abrigo liviano aún dentro de la casa que cambiar bruscamente de temperatura al salir a la calle.

- Favorecer una alimentación sana y equilibrada y la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, estimula el sistema inmunológico y previene infecciones.

- Concurrir periódicamente a los controles de salud y tener el calendario de vacunas completo. La vacuna antigripal está indicada en mayores de 6 meses hasta los 2 años de edad y en niños que presenten enfermedades de riesgo como asma o cardiopatías. La vacuna de la gripe no previene formas leves de cuadros respiratorios y no esta indicada en la población sana fuera de ese rango de edad.

- Lavado de manos frecuente con agua y jabón líquido, usando toalla descartable para el secado. Si las manos no están visiblemente sucias se puede usar alcohol glicerinado al 70%. Evitar el secador de manos y el jabón en barra en lugares públicos.

- Cubrir boca y nariz al toser y estornudar con un pañuelo descartable.

El frío nos lleva también a encerrarnos, por lo cual es importante que durante los meses de invierno busquemos actividades para los niños acordes al clima y a cada edad.  Actividades artísticas como dibujo y música y deportes en lugares protegidos del frío como basquet, natación, clases de danza o yoga, favorecerán el desarrollo lúdico de nuestros hijos y evitaran horas prolongadas frente al televisor o la computadora.

Por último, pero no por eso menos importante, es necesario abstenerse de caer en el miedo de enfermar, ya que el estado de miedo deprime la inmunidad y favorece que "nos contagiemos". Una actitud confiada y positiva, cuidando el ambiente emocional del niño, ayudará a pasar la época invernal con un estado de buena salud.

Dra. De Cristoforis Florencia - Pediatra Neonatóloga - M.P. 448151